Información importante sobre cookies: La Revista Digital de la Dirección General de Tráfico utiliza cookies propias para mejorar la navegación. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos acepta su uso.  

Revista de Tráfico - Dirección General de Tráfico

Ministerio del Interior Dirección General de Tráfico Seguridad Vial Canal RSS

2013

Radiografía de una fractura

Conducir (o no) tras una fractura

diciembre 2013

Los pacientes que tienen una fractura preguntan muy pronto al doctor por su reincorporación a la conducción. Aunque es diferente en cada caso, si hay una norma común: si existe alguna limitación en la articulación, no conduzca hasta que su médico lo indique.

Imagen del interior del cuerpo humano con el hígado marcado en otro color

Al volante, ¡ojo con el hígado!

octubre 2013

La cirrosis es una enfermedad grave que afecta al funcionamiento del hígado, y no siempre se debe al abuso del alcohol. Pero en algunos casos sí impide conducir. Incluso en casos leves y sin síntomas, provoca déficits que impiden la conducción segura.

 

La mano de un conductor abre una lata de refrescos

Calor: al volante, ni sed ni hambre

junio 2013

En verano, se viaja con altas temperaturas. El calor es una incomodidad, que provoca fatiga y, por ello, riesgo de accidente. Beber agua cada cierto tiempo, al rehidratar el cuerpo, retrasa su aparición, pero la fatiga solo desaparece descando: el café y las bebidas energéticas no la eliminan, solo la mitigan un corto período de tiempo.

Una persona dependiente de drogas en un coche

Con dependencia, mayor riesgo

abril 2013

Las personas con dependencia de drogas de abuso yo de alcohol tienen un alto riesgo de verse implicados en accidentes de tráfico. Y de hecho, la tasa de mortalidad en caso de accidente es tres veces superior entre los dependientes de drogas.

Dibujo de un enfermo con arritmia

Arritmias: conducir con ritmo irregular

marzo 2013

Una arritmia es una alteración del ritmo del corazón. Existen diferentes tipos que, en general, se controlan adecuadamente mediante un tratamiento con fármacos o inplantando un marcapasos. En estos casos, el paciente-conductor con arritmias podría conducir con seguridad.

Mayor conduciendo con temblor en la mano

Conducir cuando se padece Parkinson

febrero 2013

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa cuyos síntomas –temblores, rigidez, alteraciones cognitivas…– y a veces la medicación usadas, deterioran la capacidad de conducir. La decisión de dejar el volante debe tomarse en cada caso concreto, en base a los síntomas y a la opinión médica.

Búsqueda por temas